LAS SETAS SON FÁCILES DE PREPARAR

La forma de preparación de los hongos en la cocina puede ser muy variada, pero en términos generales podemos decir que debe respetar ciertas reglas, a fin preservar las sensaciones, generosas o sutiles que pueden proporcionarnos.

Tras la recolección, los hongos deben ser examinados uno a uno. Después se efectuará una selección, eliminando los ejemplares inadecuados para el consumo.

Se limpiarán, con un simple raspado (que es lo más habitual) o por lavado muy rápido en agua fría. Se retirará la tierra, los residuos vegetales y la arena. Es importante evitar remojarlos prolongadamente, lo que alteraría considerablemente el sabor y el perfume de los hongos frescos.

Ciertas setas se pueden comer crudas, por ejemplo, los boletus o la oronja (huevo de rey), pero, para la mayoría, es aconsejable cocinarlos.

Por regla general, el modo de preparación debe permitir conservar todas las cualidades originales. Muchas veces , la gran mayoría de los hongos con una simple pasada por la sartén bien caliente preservará estas cualidades.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: