LAS SETAS SON FÁCILES DE PREPARAR

15/06/2010

La forma de preparación de los hongos en la cocina puede ser muy variada, pero en términos generales podemos decir que debe respetar ciertas reglas, a fin preservar las sensaciones, generosas o sutiles que pueden proporcionarnos.

Tras la recolección, los hongos deben ser examinados uno a uno. Después se efectuará una selección, eliminando los ejemplares inadecuados para el consumo.

Se limpiarán, con un simple raspado (que es lo más habitual) o por lavado muy rápido en agua fría. Se retirará la tierra, los residuos vegetales y la arena. Es importante evitar remojarlos prolongadamente, lo que alteraría considerablemente el sabor y el perfume de los hongos frescos.

Ciertas setas se pueden comer crudas, por ejemplo, los boletus o la oronja (huevo de rey), pero, para la mayoría, es aconsejable cocinarlos.

Por regla general, el modo de preparación debe permitir conservar todas las cualidades originales. Muchas veces , la gran mayoría de los hongos con una simple pasada por la sartén bien caliente preservará estas cualidades.