LOS HONGOS TÓXICOS

08/07/2010

Se conocen alrededor de un centenar de especies que provocan envenenamientos más o menos graves.

Hasta la fecha se han establecido una decena de especies de hongos muy tóxicos- aunque raramente mortales-, que afectan especialmente a las personas jóvenes o débiles, provocan graves intoxicaciones cuyos primeros efectos se manifiestan muy rápidamente en el curso de la digestión y necesitan hospitalización.

Hay otras especies peligrosas, aunque generalmente menos tóxicas. El boleto de Satanás, así como la rúsula emética, el falso níscalo, etc., pueden provocar fuertes vómitos, sobre todo en crudo.

Otros hongos provocan intolerancias de forma irregular, es el caso de la armilaria color de miel, de la pardilla, del boleto granulado o del champiñón amarilleante.

Algunas especies pueden simplemente resultar indigestas.

No obstante antes de consumir ningún hongo recogido en el campo, es aconsejable que lo haya evaluado algún experto en la materia, para asegurarnos de lo que nos vamos a comer.