¡¡¡ COMER 100 gr. DE SETAS DIARIAS PREVIENE EL CANCER DE MAMA!!!

06/08/2009

“No se necesita un gran efecto para prevenir el cáncer. Comer 100 gramos o menos de setas por día haría efecto para prevenir nuevos tumores de mama”,

La mayoría de los tumores de mama necesitan estrógenos para crecer. Los extractos de setas interfieren la acción de la aromatasa, una enzima que favorece la producción de estrógenos, explican los investigadores en la revista Cancer Research.

Se ha evaluado la capacidad de inhibir la aromatasa en siete extractos vegetales; las setas botón blanco tenían el mayor efecto. Tras analizar otros 10 tipos de setas, los investigadores observaron que las setas  como el portobello blanco, shitake y botón bebé, también inhiben la aromatasa.

Dado que las setas botón blanco son las más comunes, los autores analizaron su extracto en distintos ensayos de laboratorio y en animales.

El extracto disminuyó la proliferación de las células tumorales en el laboratorio, mientras que en ratones implantados con células de cáncer de mama suprimió el crecimiento tumoral, informa el equipo.

Según la cantidad de extracto utilizado en los ratones, el equipo afirma que bastarían unos 100 gramos de setas diarias para prevenir el crecimiento de los tumores de mama, aunque menos cantidad también podría ser efectiva.


¡¡ LAS PRIMERAS AMANITA CESAREA DEL VERANO!!

15/07/2009

AMANITA JULIO 2009

Considerada ya por los antiguos romanos como un manjar exquisito, esta seta es una de las más apreciadas por al gran público, por su delicado sabor y su escasez en al mercado. Con unos bellos colores “ naranja-amarillo” (muy vistosos), adquiere la forma de huevo en su juventud, cubierta por una volva blanca gruesa en sus primeros días de vida. Cuando crece el sombrero, puede llegar a medir 20 cm de diámetro y es probablemente el más carnoso de las setas comestibles con láminas.

 Al ser tan exquisita no necesita de grandes acompañamientos ni cocciones agresivas. Están excelentes en crudo aliñadas ligeramente con un buen aceite de oliva, un poco de vinagre de Módena y sal maldon. Otra opción es saltearlas un poco en la sartén y meterlas 10 minutos en el horno a 180º. Se pueden meter directamente al horno sin pasarlas por la sartén también. Otra opción es hacer un rissotto con parmegiano donde su perfume y melosidad lucen en todo su esplendor o una pasta larga tipo tagliattele.


¡¡EN VERANO TAMBIÉN HAY REBOZUELO!!

09/07/2009

chantarela 03.07.09Otra de las setas que también abunda en verano es el rebozuelo.

 De delicado aroma albaricoque y su maravilloso color amarillo dorado hacen del rebozuelo una seta muy elegante. Ésta es una de las setas silvestres comestibles más populares y más  apreciada por los chef, en todo el mundo; (a los franceses en particular les encanta) .

No suele ser atacada por los insectos del bosque y es de fácil transporte y conservación.

Con ella se pueden hacer multitud de guisos de carne, se puede utilizar como acompañamiento de pescados, hacer licores de rebozuelo y ¡¡hasta helado!! .

Es, por tanto, una seta que nos ofrece un amplio abanico de posibilidades en la cocina y que,además, podemos disponer de ella fresca durante  casi todo el año.


LLEGA LA TRUFA DE VERANO

07/07/2009

trufa de verano

Llegado el verano, uno de los hongos más destacados y más apreciados es la Tuber Aestivum o Trufa de verano.

Aparece enterrada en bosques de frondosas durante el verano, en los mismos suelos calizos donde en invierno aparecerá la famosa melanosporum.

Su carne es de olor y sabor dulce. Se puede preparar en tortilla, asadas (envueltas en papel de aluminio) o laminadas como aromatizador de cualquier guiso de carne.

La forma de tratarlas es lavarlas bajo el grifo y cepillarlas con un cepillo de cerdas suaves para que queden bien limpias y poder cocinarlas como le dicte su imaginación. Pero deben de tener en cuenta que las trufas no se pelan cuando se utilizan en la cocina. Si queremos aromatizar algún alimento las laminaremos y las mezclaremos con dicho alimento al menos durante 24 horas y, si se trata de un guiso, es importante que exista un componente graso ya que es en las grasas donde se fija mejor el aroma.

Por último decirles que para conservar las trufas en fresco durante unos días, se pueden dejar en un recipiente bien limpias y cubiertas con papel secante o arroz, en el interior del frigorífico (no más de 10 días).