NUESTRAS SETAS DESHIDRATADAS

01/07/2010

Cocinar con los hongos deshidratados resulta más económico de lo que se piensa y además  resulta sano al no necesitar conservantes. Para los  amantes de  aromas y sabores, supone disfrutar todo el año de la gastronomía más variada y sorprendente.

Esta gastronomía no es tanto de cantidades si no de aportar a cada plato el sabor diferente de cada seta que utilicemos.

Tenemos que tener en cuenta que 40 gr. de deshidratado equivale a 400 gr. de hongo fresco. El proceso que experimentan  consiste en eliminar el agua que llevan, aplicando calor que las evapore gradualmente, acompañado de aire en movimiento que acelere el secado.

Para su posterior uso, se realizará la hidratación de las setas que consiste en: Sumergir las setas deshidratadas en agua tibia, durante al menos una hora para que estas recuperen el líquido que han cedido. Se puede utilizar también otros líquidos como leche, o incluso licores como vino o champán.

Por último señalar que las setas deshidratadas puede conservarlas en su despensa varios meses, lo que supone una gran ventaja con respecto a las setas frescas.

 

Anuncios

TORTILLA DE PATATAS CON BOLETUS

21/06/2010

400 gr. de boletus medianos

3 patatas grandes

1 cebolla grande

6 huevos

3 dientes de ajo

aceite de oliva

sal

Picar la cebolla bien fina y cortar los ajos en láminas y las patatas en rodajas de medio centímetro.

En una sartén con abundante aceite (que cubra bien el fondo), poner a dorar los ajos a fuego lento. Cuando empiecen a dorarse, agregar la cebolla. Seguir rehogandola a fuego muy bajo, durante al menos 20 minutos, hasta que quede casi confitada.

Escurrir bien la cebolla con el escurridor, guardando el aceite. Volver a verterlo en la sartén y agregar las patatas, que deben cocerse a fuego un poco más alto y con la sartén tapada, sazónarlas un poco y removerlas de vez en cuando, para que se hagan de un modo uniforme y no se peguen.

Cuando las patatas estén blandas y comiencen a romperse, pero sin dorarse todavía, repite la operación de escurrido, dejando la sartén un mínimo de aceite.

Agregar de nuevo las patatas, los boletus y el sofrito de cebolla y ajo, tapar la sartén y dejar cocer a fuego lento, para que las setas suelten el agua e impregnen el conjunto con su sabor. Remover de vez en cuando y si hace falta, corregir el punto de sal.

Cuando el líquido se haya evaporado, dejar enfriar el contenido de la sartén antes de batir los huevos, hacer la mezcla y acabar la tortilla vuelta y vuelta, en una sartén limpiar con unas gotas de aceite.